##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Enrique Guevara-Ríos

Resumen

La pandemia por coronavirus, tuvo el primer caso en el Perú el 6 de marzo de 2020, en un ciudadano con historia de viajes a diferentes países de Europa1. En el Instituto Nacional Materno Perinatal (INMP), establecimiento de salud III-2 para la atención especializada materno-perinatal, el primer caso de gestante con coronavirus se detectó el 4 de abril de 20202, fecha en la que se inició el tamizaje con prueba rápida para COVID-19, solo a las gestantes que se hospitalizaban, usualmente por trabajo de parto o alguna complicación obstétrica. A partir de esa fecha, abril del 2020, se incrementaron el número de gestantes que acudían al Servicio de Emergencia, llegándose a atender hasta 250 gestantes en el mes de abril, cuando el promedio de atendidas en 24 horas era de 150 en los últimos 10 años; asimismo se incrementaron el número de partos, llegándose a atender hasta 80 partos en 24 horas, entre partos vaginales y cesáreas; cifra que no se veía en el instituto por lo menos desde hace 20 años3.


Por otro lado, el Servicio de Emergencia empezó a brindar atención a las gestantes con infección por COVID-19, de tal manera que, entre el 4 de abril al 10 de mayo, ya se habían atendido 145 gestantes con COVID-19, las cuales en su mayoría estaban en trabajo de parto y un poco más del 90% de estas gestantes con COVID-19 eran asintomáticas4; a diferencia del porcentaje de asintomáticos en la población general con casos COVID-19 en el Perú 2020 es del 20%5.


Para poder brindar esta atención el Instituto tuvo que implementar 4 salas de aislamiento para la atención del parto vaginal en el Centro Obstétrico; dos quirófanos exclusivamente para la atención de cesáreas de gestantes con COVID-19, de las cuales, casi el 100% la indicación de la cesárea fue por causa obstétrica; dos servicios de aislamiento, uno con 16 camas en el antiguo Servicio Bajo Tarifario Diferenciado y otro, el Servicio de Obstetricia D, en el cuarto piso del monoblock de obstetricia, también llamado Hospital Perú – Alemán, con 28 camas6.


La Unidad de Investigación del INMP estudió los primeros 145 casos de gestantes con Covid-19. Al 93.8% de estas gestantes se realizó la prueba rápida para la detección de IgM e IgG; y en el 5.5% se realizó la prueba molecular. La gran mayoría, el 91%, se detectó en el tercer trimestre del embarazo. Y como se había mencionado anteriormente el 90.3% de las gestantes con COVID-19 (131 gestantes) eran asintomáticas.


Por otro lado, el 59.3% no tuvieron complicaciones obstétricas; y las que, si tuvieron una complicación obstétrica, la más frecuente fue la ruptura prematura de membranas con 14.5% (21 casos), seguido de la preeclampsia con el 4.8% (7 casos) y aborto con el 3.4% (5 casos), igual porcentaje para la amenaza de parto pretérmino, la infección del tracto urinario y el trabajo de parto disfuncional. La vía del parto en las gestantes con COVID-19 fue en su mayoría vaginal con el 70%, por lo que por cesárea fue el 30%, porcentaje que difiere del que usualmente hay en el instituto que está entre el 40 a 46% entre el 2005 al 2019. La principal causa de cesárea en las gestantes con COVID-19, fue la ruptura prematura de membrana (19.4%, 7 casos), seguida de cesareada anterior y preeclampsia, ambas con el 16.7% (6 casos). En el instituto se siguen las recomendaciones de la OMS del parto vaginal aun en infecciones de COVID-19, y la cesárea sólo cuando esté médicamente justificada. Las decisiones de parto de emergencia y de interrupción del embarazo son difíciles y se basan en muchos factores, como la edad gestacional, la gravedad de la condición materna y la viabilidad y el bienestar fetal7, 8, 9


Actualmente no hay evidencia para favorecer un modo de nacimiento sobre otro y, por lo tanto, el modo de nacimiento debe discutirse con la mujer, teniendo en cuenta sus preferencias y cualquier indicación obstétrica para intervención.  Por tanto la sospecha o confirmación de infección por COVID-19, no constituye una indicación de cesárea a menos que la afección respiratoria de la mujer exija un parto urgente, o se presente otra indicación materna o fetal10. El 99% de los recién nacidos de gestantes con COVID-19 no tuvieron complicaciones.


En la actualidad, el número de gestantes que acuden al Servicio de Emergencia del INMP ha disminuido a partir del mes de mayo hasta la actualidad, sin embargo, el número de gestantes con COVID-19 está en incremento. Situación esta, que probablemente perdure por muchos meses más, razón por la cual se deben tomar nuevas medidas para enfrentar esta pandemia y mejorar la salud de las gestantes y recién nacidos. El Instituto Nacional Materno Perinatal seguirá implementando acciones basadas en evidencias científicas para mejorar la salud de las gestantes y recién nacidos y de los trabajadores.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Editorial

Cómo citar

Guevara-Ríos, E. (2020). Gestación en época de pandemia por coronavirus. Revista Peruana De Investigación Materno Perinatal, 9(2), 7-9. https://doi.org/10.33421/inmp.2020196

Artículos más leídos del mismo autor/a